Trucos para ahorrar en la compra BARF

Consejos para ahorrar en la compra de alimentos crudos para tu perro en la dieta BARF

  1. Compra a granel: Comprar carne y órganos envasados en el supermercado puede ser caro. En su lugar, busca tiendas de productos a granel donde puedas comprar grandes cantidades de carne y órganos a precios más económicos. Además, puedes negociar precios aún más bajos si compras grandes cantidades de una sola vez.
  2. Opta por carne congelada: Asegúrate de que los productos que compras a granel estén congelados. Los productos que nunca han sido congelados o que ya están descongelados suelen ser más caros, así que asegúrate de que la carne que compras esté congelada.
  3. Compra cortes más económicos: Los cortes de carne más baratos pueden ser igual de nutritivos que los cortes más caros. Opta por cortes más económicos, como cuello de pollo, rabo de toro, pezuña de cerdo, etc. Estos cortes pueden ser una buena fuente de proteínas y nutrientes a un precio más bajo.
  4. Busca productos en agricultores locales: Los pequeños agricultores locales que venden directamente al público a menudo ofrecen carne y pueden estar dispuestos a vender piezas que normalmente se descartan. Además, es posible que puedan ofrecerte productos orgánicos y de alta calidad a precios más económicos que en el supermercado.
  5. Habla con carniceros locales: Los carniceros a menudo desechan lo que no se vende a diario, así que pregúntales si pueden darte algunos productos de forma gratuita. También pueden tener órganos, huesos y grasa que un cliente no quiso. Pregunta si pueden ofrecerte estos productos a precios más bajos.
  6. Conoce a los dueños de pequeñas fincas locales: Si conoces a los dueños de pequeñas fincas locales, es posible que puedan ofrecerte productos de forma gratuita. Por ejemplo, pueden regalarte cortes de carne que no hayan podido vender, como cabezas de conejo o patas de gallina.
  7. Busca carne de calidad: La calidad de la carne es importante para una dieta BARF saludable. Busca carne de animales alimentados con pasto y en libertad, ya que esto les permite desarrollar una dieta natural y saludable. Además, los animales criados en libertad suelen ser más saludables y contener más nutrientes que los animales criados en confinamiento.
  8. Aprovecha las ofertas: Busca ofertas en el supermercado o en tiendas de alimentos para animales y compra en grandes cantidades cuando puedas.
  9. Usa descuentos y cupones: Busca descuentos y cupones en línea o en tiendas de alimentos para animales. También puedes buscar en grupos de redes sociales locales dedicados a la alimentación cruda para perros.
  10. Compra alimentos de temporada: Los alimentos de temporada son más económicos porque están disponibles en mayor cantidad. Además, suelen ser más frescos y nutritivos para tu perro.
  11. Haz compras en grupo: Únete a un grupo de compras en línea o en persona con otros dueños de perros que sigan una dieta cruda para obtener descuentos al comprar en grandes cantidades.
  12. Compra directamente al fabricante: Si sabes qué marcas te gustan, contacta directamente con el fabricante y pregúntales sobre las opciones de compra directa. A menudo, puedes obtener descuentos comprando directamente al fabricante.
  13. Haz tu propia comida para perros: Si tienes tiempo y estás dispuesto a aprender, puedes hacer tu propia comida para perros. Esto puede ser más económico a largo plazo y te permitirá tener control total sobre la calidad de los ingredientes.
  14. Planifica las comidas con anticipación: Al planificar tus comidas con anticipación, puedes aprovechar las ofertas, comprar a granel y reducir el desperdicio de alimentos. Además, puedes separar las porciones por días en tupper o bolsas de congelación para tenerlas listas en el momento de alimentar a tu perro.