Frutos del amor congelados

Los corazones congelados son una golosina saludable y refrescante para perros, perfecta para el verano o para cualquier momento del año. Elaborados con frutas frescas y kéfir, una bebida fermentada con probióticos, y un toque de aceite de coco para añadir un extra de nutrientes. Además, no contienen azúcares ni conservantes artificiales, lo que los convierte en una opción saludable para premiar a nuestros peludos.

Ingredientes:

  • 600 gr de frambuesas
  • 200 gr de kéfir
  • 30 gr de aceite de coco

Elaboración:

  1. En una batidora, mezclar las frambuesas, el kéfir y el aceite de coco hasta obtener una mezcla homogénea.
  2. Verter la mezcla en moldes con forma de corazón o cualquier otro molde que se prefiera.
  3. Llevar los moldes al congelador y dejar que se solidifiquen completamente.
  4. Desmoldar y servir a los peludos para disfrutar de una golosina refrescante y saludable.